jueves, 14 de febrero de 2008

PLANOS A ESCALA

He observado en los foros que a muchos principiantes y, a veces, no tan principiantes, les angustia los temas relacionados con las escalas de los modelos. Intentaré explicar lo que se al respecto de la forma más sencilla posible. Si algún lector más ducho que yo en estos menesteres detecta alguna incorrección ruego no dude en señalarlo, para eso hicimos esta revista con este modelo de funcionamiento.

Que un plano está a escala no significa más que el dibujo conserva una relación lineal fija con la realidad.

Es decir, si un plano nos indica que está a escala 1/50, quiere decir que una unidad, la que sea; metro, centímetro, milímetro, palmo, codo, pié o pulgada, medida sobre el plano se corresponde a 50 de esas mismas unidades en la realidad.

Pero ¡Ojo! Únicamente en dimensiones lineales, eso sí: En todas. A lo ancho, a lo largo, en diagonal, curvas, etc. Pero no así las medidas de superficie cuya proporción es el cuadrado del denominador, o las de volumen que es el cubo.

Por eso los arqueos de los modelos y los originales no se corresponden en la misma relación de la escala.

Históricamente ha habido muchas formas de fijar las escalas de los dibujos además de señalar la proporción fijada, algunas de ellas todavía se utilizan.

La más antigua era la de reflejar en el plano algún objeto de medida conocida, hoy en día los arquitectos utilizan aún las figuras humanas para dar proporción al dibujo de una fachada, generalmente se utiliza una figura humana de 1,75 metros de altura, pero no es una norma.



Posteriormente aparecieron los conocidos “petitpié”, palabra de origen francés que literalmente significa piececito, o pequeño pié, no es más que una escala gráfica similar a la que se suele representar en cartografía, con la única diferencia de que actualmente y con el sistema métrico decimal se suelen marcar cinco o diez unidades añadiendo una con marcas decimales que indican las unidades de grado menor.

En los planos antiguos suele haber un cuadro alargado dividido en varios sectores iguales cuyo valor corresponde generalmente a un codo de ribera en España, todos ellos cruzados por líneas paralelas, según la medida inferior que se desee representar y el número de ellas que caben el la división principal, y el último cuadro por una diagonal o dos líneas inclinadas en forma de V invertida. Es el mismo concepto.

¿Como se utilizan ambas escalas? Pues de la misma forma, una vez marcada con un compás, mejor de puntas, la dimensión que queremos determinar el plano, llevamos esa medida a la marca inmediatamente inferior a la apertura del compás, y señalamos sobre la parte dividida, ello nos dará el número de unidades principales, el punto donde apoyamos la primera punta del compás, y las fraccionarias en el punto que señale la otra punta.

En los planos modernos únicamente se indica la escala en forma de fracciones de la unidad. 1/50, 1/100, 1:250, etc.

Para determinar una medida tomaremos la dimensión con un compás de puntas, como antes, la llevaremos a una regla milimetrada y la medida que tomemos la multiplicaremos por el denominador de la escala del plano. Así 357 centímetros en un plano a escala 1:20 corresponden a 7,14 metros en la realidad.

Por ello de dos modelos de un mismo barco a escalas diferentes, será de mayor tamaño aquel cuya escala sea menor, es decir el denominador de la escala sea un número más pequeño.

De dos modelos de diferente tamaño pero a la misma escala, representará un barco mayor el modelo más grande, pero como están a la misma escala los elementos comunes deberán ser iguales. Por ejemplo un bichero, un salvavidas, un arte de pesca, tendrán el mismo tamaño. Cuidado aquí con los remos ya que estos en la realidad guardan proporción con el tamaño del barco y con la distancia de la chumacera al agua,

Finalmente de dos modelos del mismo tamaño que representen barcos de distinta eslora, estará a una escala mayor escala el que represente el barco más pequeño. Si hacemos un navío de línea con una eslora del modelo de 50 cm y por otra parte hacemos una chalupa con una eslora de 50 cm, es obvio que la chalupa está a una escala mayor, es decir el denominador de su escala es más pequeño.

Esto último viene a cuento por que si haciendo un modelo teórico a partir de una líneas de agua y una caja de cuadernas, una vez armado el casco, sin nada más, decidimos, por el motivo que fuese, variarlo de escala. Lo hacíamos a escala 1/60, y decidimos que finalmente será a escala 1/50, lo único que habrá que variar serán lo elementos de finalización que variarán de escala, serán un 20% mayores ya que representará a un barco un 20% más pequeño. ¿Os preguntareis como puede suceder esto? Fácilmente, si por ejemplo de uno de los muchos libros de estudios de formas de barcas latinas, por ejemplo, un bou, cuya medida real oscila entre 8 y 12 metros, es posible variar la escala una vez hecho el casco por motivos de que nos es más fácil obtener los pertrechos de acabado a una escala que a otra.

Es lo que me pasó con el jabeque., lo pase de 1/60 a 1/50, por ello tuve que cambiar las puerta y los lucernarios.

2 comentarios:

Freijanes dijo...

Muy claro Zapa.
Espero que aquellos, los que somos de letras, y principiantes sobre todo,los mas veteranos las tuvimos en su momento, les resulte útil el articulo.

ramon dijo...

Eso que cuentas de tu jabeque, lo he utilizado yo tambien muchas veces; es decir, cuando tienes montado el casco en bruto, es cuando eliges la escala, para el resto.
Tambien es corriente usar dos escalas una para el casco, otra para los elementos de cubierta. Generalmente, los elementos de cubierta a una escala menor, es decir, mas grandes. Si no varía mucho es indetectable, pero, ¡ojo! estás haciéndole trampas al diablo y te puede pasar factura como te vayas mas de un 5 o 10 %.
Los fabricantes de kit abusan de esto y llegan a extremos aberrantes. Recordad al Húsar que le faltaban no menos de diez centimetros de eslora para que sus elementos de cubierta mantuvieran la escala